edificios dotacionales

Project Data

Se proyecta una intervención global que reforma la plaza de A Paradela y su entorno para interrelacionar los diferentes espacios inconexos que existen en la actualidad y mejorar la movilidad.

La mejora de la movilidad de la zona en estudio y la recuperación del espacio público para los ciudadanos es uno de los pilares fundamentales de la intervención.

La consecución de espacios de relación de calidad es básica para que los lugares creados adquieran el valor representativo que se pretende conseguir.

El proyecto debe revalorizar y potenciar los valores arquitectónicos propios de los espacios urbanos y de los edificios del área en estudio, especialmente de la plaza del Concello y del propio edificio consistorial, situados de forma tangencial en el conjunto.

Se pretende la creación de un espacio único, relacionado, que una la plaza de A Paradela con la plaza del Concello y que se comunique, a su vez, de forma fluida y adaptada, con las vías de acceso al área.

La plaza del Concello debe ser integrada en el espacio renovado para centralizar su posición y eliminar su tangencialidad actual. La eliminación (limitación) del tráfico rodado perimetral y continuo de la plaza de A Paradela es fundamental para garantizar esta relación.

Se formaliza de un espacio único y abierto que incluye la calle Ángel Urzáiz, la parte norte de la plaza de A Paradela y la plaza del Concello.

Desde esa plataforma se desciende, adaptándonos a la topografía, hasta la cota inferior de la plaza, donde los únicos elementos que destacan volumétricamente son los árboles.

 

Se plantea la recuperación del agua como fuente de vida de la plaza. El canal abierto de agua se convierte en el elemento vertebrador, de la plaza.

El ruido, el movimiento, el brillo del agua es base de la dinamización serena de la plaza.

Se busca una imagen de conjunto, integrada, donde la plaza y su perímetro sean parte de un todo, no elementos inconexos como en la actualidad.

La plaza debe volver a ser un lugar de reunión, descanso, de actividad social.

En el entorno próximo a la plaza de la eliminación del tráfico rodado (tráfico únicamente testimonial limitado a residentes, carga/descarga, servicios de urgencia, etc.) del entorno de Centro de Salud actual, calle Ángel Urzáiz y de la propia plaza de A Paradela, permitirá la comunicación adaptada de varios focos neurálgicos de la vida social del casco urbano.

Es parte fundamental de la intervención la eliminación de barreras arquitectónicas mediante la creación de plataformas únicas, zonas de tránsito peatonal donde no existan desniveles.

Las zonas de calzada de las calles Ángel Urzáiz, Portugal y Manuel Alonso (hasta el cruce con la Calle Otero Pedrayo), se repavimentarán para situarlas a la misma cota que las aceras, de forma que se garantice la creación de itinerarios de calidad espacial, adaptados y con anchos capaces.

La creación de nuevos espacios verdes es otro de los elementos prioritarios, mediante la inserción de nuevos árboles en la trama urbana.

La eliminación del tráfico rodado de los centros urbanos es motivo de controversia y discusión en el momento de implantación, pero la comprobación de los beneficios de estas actuaciones es perceptible rápidamente tras la ejecución de las intervenciones. Este hecho es fácilmente verificable en ciudades y pueblos del entorno próximo del Concello de Gondomar, destacando especialmente la ciudad de Pontevedra, que ha obtenido múltiples galardones por sus trabajos por la mejora de la movilidad urbana y la recuperación de los espacios públicos.

LUMINOSIDAD Y SINUOSIDAD

El proyecto pretende integrar un uso de servicios en la densa trama del centro de Vigo.

La parcela, de forma triangular y fuerte pendiente interior, es la única parcela vacante entre grandes edificios residenciales.

La fachada principal, acristalada y  sinuosa, busca la introducción de la luz en el edificio, la comunicación directa ciudad-interior y la configuración de un espacio diferente que dote al entorno urbano próximo de un elemento de relajación visual y de ruptura de la monotonía y rigidez de la calle.

Las fachadas laterales y posterior, más sobrias, intentan no competir con la principal.

 

El programa se divide en dos usos: Farmacia (en planta baja) y Centro de día (en planta baja y primera).

Los espacio exteriores son tan importantes como los interiores en el proyecto, puesto que el descanso y ejercicio al aire libre son partes fundamentales del programa del proyecto.

La topografía del terreno permite la creación de una terraza al aire libre en la parte posterior de la finca comunicada directamente con la planta primera del Centro de día, donde se ubica la sala polivalente.

Las cubiertas se convierten en terrazas para el disfrute de los usuarios y amplían los espacios de esparcimiento disponibles.

La "vía privada" de acceso al edificio permite el acceso de la gente a ambos locales con tranquilidad en un entorno urbano falto de aparcamientos y de lugares de relación.

MÍNIMO IMPACTO Y ADAPTACIÓN

Complejo comercial compuesto por dos elementos gemelos.

El primero dispone de un restaurante en planta baja y cafetería en planta primera.
Es segundo contiene una tienda de venta y mantenimiento de material náutico y de buceo. En la planta primera se dispone un aula multiusos.

Se proyecto una estructura ligera que configura unos espacios interiores que posibilitan una gran ventilación interior, una amplia protección solar y un mínimo coste de mantenimiento de la instalación.

Share:
LA MÍNIMA INTERFERENCIA ES LA BASE DE LA INTERVENCIÓN 
 
Entorno natural:
Se concibe un proyecto global de intervención. No sólo se proyecta la construcción de un edificio que pretende la máxima integración natural posible, sino que se propone la recuperación del contexto natural más adecuado para la zona.
En cierta manera puede entenderse la orilla del Miño en el entorno de esta parcela (y prácticamente en todo su recorrido por los caminos de pescadores desde Frieira hasta el estuario) como un paseo por una estructura reclamada por la naturaleza; este proyecto pretende preservar esa ocupación sin que el descuido y/o abandono haga intransitable el territorio.
Por todo ello se propone la restauración del ecosistema y la recuperación de la biodiversidad con un plan de prevención de incendios con el mantenimiento de este espacio libre de maleza, el cuidado de los árboles de ribera y la reforestación eficaz con especies autóctonas que no dañen el paisaje ni el equilibrio (en la actualidad hay muy pocos y su tala incontrolada ha propiciado un crecimiento desnaturalizado de los ejemplares).
El acceso y aproximación al río se haría utilizando las instalaciones ya existentes (pantalán público y playa fluvial)
 
Edificio:
Se proyecta una construcción ligera, de mínima intervención, respetuosa con el entorno y completamente accesible.
El programa se incluye en un volumen, una caja de madera que se forra exteriormente con un rastrelado sinuoso de madera que proporciona al conjunto la movilidad propia del entorno natural vivo. Esta caja se asiente de forma separada del terreno, apoyándose puntualmente.
En el interior se distribuyen: Un espacio central de recepción e información, a la derecha la zona de baños/vestuarios y a la izquierda el hangar y una oficina.
El acceso a esta caja de madera se realiza a través de una escalera exterior y de una rampa de madera.
 
La mínima interferencia es la base de la intervención.
 
Se trata de una instalación ecológica y mediambientalmente sostenible, un espacio de sensibilización sobre los aspectos medioambientales y climáticos que nos rodean y nos afectan. Los contenidos didácticos del proyecto lo avalan y la trayectoria de la empresa promotora garantiza la rentabilidad del proyecto y por tanto su viabilidad.
 
Share:
Share:
Share:

Páginas

Suscribirse a RSS - edificios dotacionales